Escobilla daoísta

Muchas danzas de Shen Yun representan a un anciano sabio daoísta, de pelo blanco y larga barba, que blande una escobilla mientras enseña a sus discípulos. En la novela tradicional Viaje al Oeste, Lǚ Dongbin, maestro daoísta del Rey Mono y uno de los Ocho Inmortales, junto con el inmortal Taishang Laojun, eran invencibles y poderosos y llevaban escobillas mágicas. Estas escobillas también acompañan a los daoístas en las danzas de Shen Yun Un sueño desvanecido, Partiendo la montaña y en varias danzas más. Pero, ¿qué son exactamente?

La escobilla daoísta se confecciona con trenzas de pelo de animal y cáñamo, ligadas a un mango de madera. Los sacerdotes y monjes daoístas la llevan durante sus peregrinaciones espirituales. Los abades budistas Zen las utilizan cuando dan sermones. La escobilla, entonces, simboliza la majestuosidad y solemnidad de la enseñanza espiritual.

En la cultura daoísta se cree que las escobillas tienen el poder de barrer los deseos mundanos y pensamientos carnales, impartiendo un sentido de trascendencia sobre el reino de los mortales. Otra interpretación describe a los demonios y espíritus malignos como la escoria del mundo, y a la escobilla daoísta como un instrumento mágico con el poder de exorcizarlos.

La escobilla es también un arma china muy conocida. El nombre típico es escobilla de cola de caballo, y con frecuencia se lo utiliza en el kung fu de Wudang. Dominar el arte de blandir una escobilla le permite a uno tener la habilidad de la auto-defensa. La forma y los movimientos de la escobilla son únicos; suaves y duros, elegantes y libres. La práctica con la escobilla no sólo requiere tener agilidad sino también un temperamento y espíritu armónicos.

La calabaza
Carros