Los Reyes Dragón de la 'mitohistoria'

Dragon Kings


Ilustración de 彭连熙

La antigua China era una tierra donde dioses y mortales convivían y crearon una cultura inspirada en lo divino. Y así ocurrió que la historia china más temprana y la mitología están estrechamente relacionadas. Nuestra nueva serie de “Mitohistorias” te presenta los personajes protagónicos de las maravillosas leyendas de China.

Dragones. En las tradiciones chinas aparecen de todas formas y tamaños. Pueden ser benevolentes o malvados. Se elevan hasta los Cielos más elevados y se sumergen en lo profundo del mar. Juegan con fénix y perlas. Son símbolos de sabiduría, del emperador y de los reinos por encima del mundo mortal.

Los dragones benignos de China son criaturas sagradas con las características de nueve animales. También poseen una gran variedad de habilidades sobrenaturales: manipulan el agua, el fuego, el viento y el hielo; andan por aire, tierra y agua; cambian su forma; exhalan nubes; y más.

Y, como estamos por ver, los reyes de los dragones tienen legiones de soldados langostinos, generales cangrejo, tortugas y carpas bajo su comando.

Dragon Kings of the Four Seas


台湾镜像

Reyes Dragones

Cada masa de agua –desde el gran océano hasta el más pequeño arroyo, cascada o incluso un pozo– se encuentra bajo la jurisdicción de un dragón. Cuenta la leyenda que la Diosa de la Creación (Nü Wa) le dio la tarea a cuatro dragones de gobernar los Cuatro Mares que rodean el Continente Oriental. Desde entonces, estos Reyes Dragones han formado su corte en grandiosos Palacios de Cristal en el lecho oceánico.

Los Palacios de Cristal son similares a sus contrapartes imperiales sobre la tierra pero con exóticos rasgos subacuáticos: espléndidas puertas de ágata revelan un complejo de cristal transparente, tejas de conchas marinas multicolores cubren los techos inclinados, y dragones en bajorrelieve se enroscan en pilares con incrustaciones de perlas. Su Alteza de las Profundidades gobierna desde un trono de jade decorado con montones de gemas brillantes. Por todo el complejo, caminos pavimentados con conchas de abulones llevan a jardines de corales rosados, y exuberantes arbustos de algas se mecen con las corrientes marinas.

Los Reyes Dragones de los mares del Este, Sur, Oeste y Norte suelen aparecerse como humanoides con cabeza de dragón ataviados con majestuosas vestimentas. Son los protectores de sus respectivos dominios submarinos y de todas sus criaturas. Con las instrucciones del Emperador de Jade de los Cielos, controlan el clima y las lluvias de las tierras a su alrededor.

Muchos textos históricos hablan de estos Reyes Dragones. Las historias más populares provienen de Investidura de los Dioses y Viaje al Oeste.

En los libros

En estos años, episodios de estas sagas han aparecido en los espectáculos de Shen Yun. Pero las historias completas contienen más detalles y curiosidades de las que se pueden incluir en una danza. ¿Y la mejor parte? Cada anécdota se origina en la mitohistoria china inspirada en lo divino, y se integra a una maravillosa historia que incluye a los Cielos, la Tierra y el mar.

Después del escenario

El Rey Mono y el Palacio del Dragón, de Shen Yun 2016, presentó al Rey Dragón del Mar del Este. El Rey Mono, nuestro divertido protagonista, está buscando un arma especial. Un mono anciano le dice que en el Palacio del Dragón del Mar del Este podría haber alguna. El Mono se sumerge hasta el fondo del mar, arma un alboroto en el palacio, y se consigue una vara mágica que pesa más de 6.000 kilos. Luego se va y vuelve a su cueva oculta detrás de una cascada en la Montaña Flor-Fruta.

¿Fin de la historia? No realmente. En la versión completa, el Mono sigue sin estar satisfecho. Después de conseguir el arma perfecta, tiene la audacia de exigir un elegante atuendo que le haga juego. Terriblemente fastidiado, el Rey Dragón hace sonar campanas y tambores para convocar a sus hermanos reyes de los otros mares. Juntos, adornan al Mono con un traje de cota de malla dorada, un casco con alas de fénix y botas de loto para caminar por las nubes. De lujo y vistoso. Sólo entonces se va el travieso simio.

Zhuge Liang
Este es el mismo Rey Dragón del Mar
del Este con el que Ne Zha lucha en
Ne Zha agita el Mar de Shen Yun 2014

Ilustración de 李云中.

Un cuarto discípulo

Las danzas de Shen Yun Cómo surgió el Rey Mono, El Rey Mono captura al cerdo Zhu y El Monje Sha es bendecido cuentan las historias sobre cómo los tres discípulos son reclutados para acompañar al Monje Tang en su viaje sagrado. Pero en la novela clásica tienen la ayuda de otra criatura: el Caballo Dragón Blanco.

Mientras la Diosa de la Misericordia reclutaba guardianes para el Monje Tang, se topó con un dragón que estaba condenado a ser ejecutado –el tercer hijo del Rey Dragón del Mar del Oeste, que sin querer había destruido la invaluable perla de su padre.

La diosa contrata a este triste personaje para que sea el caballo del monje, prometiéndole que al final del viaje será libre y recuperará su forma original. En el capítulo final, el corcel-príncipe puede tomar un sorbo en la Piscina de Transformación de Dragones. Así recupera sus cuernos, sus escamas doradas y bigotes plateados, y además recibe un excelente título.

Rescatado por el Rey del Hielo

Cuando ya están en buenos términos con el Mono, el Monje y compañía, los Reyes Dragón rescatan a los peregrinos varias veces. En un episodio, los cuatro viajeros son capturados por monstruos en la Montaña León, que los colocan en una olla de vapor gigante. (¡Santos dim sum!) Dado que un bocado de la carne del Monje Tang otorga la inmortalidad, a lo largo del camino prácticamente todas las criaturas malévolas quieren darle un mordisco.

Afortunadamente, el Mono logra llamar al Rey Dragón del Mar del Norte –Señor del hielo y la nieve. Volando sobre una nube mágica, el rey se transforma en un viento helado para aislar a los peregrinos de las llamas; así los salva (otra vez) de convertirse en la cena de algún demonio… al menos hasta que se topen con la siguiente tribulación en su viaje hacia el Oeste.

Las consecuencias de agitar el mar

La danza Ne Zha agita el mar de Shen Yun 2014 está basada en una de las más de 100 historias del clásico Investidura de los dioses. Luego de varios giros en la trama, el telón se cierra cuando Ne Zha mata al dragón malvado, quien resulta ser el hijo del Rey Dragón del Mar del Este.

Pero la historia sigue: el Rey Dragón y sus hermanos amenazan con inundar el pueblo de Ne Zha. También presentan sus quejas ante la corte celestial del Emperador de Jade para reclamar que la familia de Ne Zha responda por lo que hizo. Con cargo de conciencia, el súper-niño sacrifica su cuerpo para salvar a todos. Conmovido por la devoción filial de Ne Zha, el Rey Dragón renuncia a su venganza y regresa a su Palacio de Cristal.

Pero tampoco termina allí. Un tiempo después, un maestro daoísta hace resucitar a Ne Zha de la esencia de unos lotos y hace que el niño sea aun más poderoso.

Los dragones y Ne Zha tienen muchas más aventuras con los incontables personajes de las maravillosas mitohistorias de China. Descubriremos más de estos héroes el mes que viene. 

El comienzo de la mitohistoria
Monerías en el Palacio del Dragón
Cómo surgió el Rey Mono (de Viaje al Oeste)
Ne Zha: El niño más extraordinario de la mitología china