Antiguas torres de almenara

Los antiguos ejércitos chinos empleaban señales de humo y fuego para transmitir señales militares a larga distancia. Las torres de almenara se ubicaban generalmente en lugares estratégicos y de difícil acceso, tales como la Gran Muralla China.

Estas torres servían de sistema de alerta contra los invasores. Si se avistaban fuerzas invasoras enemigas durante el día, se quemaba estiércol de lobo. ¿Por qué? Porque el humo de este estiércol se eleva a grandes alturas sin dispersarse, y puede visualizarse a cientos de kilómetros de distancia. Por eso se lo conocía como "humo de lobo".

Si se avistaba a un enemigo durante la noche, se encendía una torre tras otra de forma sucesiva, de esta manera se informaba rápidamente que había que iniciar los preparativos para la batalla.

Salas y templos sagrados
Antiguos jardines
General Yue Fei
Mulan