La poderosa mamá de la Mitohistoria

Nu Wa

Entre todas las divinidades de la Mitohistoria de China, ¿cuál es la diosa que todos deberían conocer? La madre de todos los chinos, la más retratada y reverenciada entre las antiguas diosas de China: Nü Wa.

Las leyendas describen a Nü Wa como una deidad cuya parte inferior del cuerpo parecía un dragón. Ella vivía en el paradisíaco Monte Kunlun –un refugio daoísta y hogar de inmortales primordiales, según la tradición china. Numerosos textos históricos le atribuyen a Nü Wa la creación de la humanidad y de todas las criaturas que existen, la salvación de la humanidad de grandes catástrofes, y mucho más.

Conoce a la poderosa madre suprema del Reino Central.

Nü Wa, la creadora

Cuando la Tierra acababa de ser forjada, era un lugar silencioso e inhabitado. Un día, Nü Wa llegó a un tranquilo río. Atraída por sus destellantes aguas, hizo una pausa para observar pensativamente su propio reflejo.

Y luego se dio cuenta. Supo qué era lo que le faltaba a ese desolado mundo.

Nü Wa se puso de rodillas y recogió tierra amarilla y comenzó a amasar pequeñas figuras parecidas a ella. Una tras otra, las personitas se pusieron de pie y danzaron.

Sin embargo, pronto se dio cuenta de que esta tarea era muy lenta y trabajosa para las ambiciones de la diosa. Tomó una rama de un sauce que estaba cerca y, con un rápido movimiento, salpicó incontables gotitas de barro. Cuando las gotas tocaron el suelo, cada una se convirtió en una personita que instantáneamente cobró vida. Así el mundo se pobló y dejó de ser inhóspito.

Nü Wa, la superheroína

Las personas recién creadas vivieron felices… pero no para siempre. Poco después se vieron plagadas de feroces incendios, devastadoras inundaciones y terroríficas bestias. Los cuatro pilares que sostenían al Cielo se derrumbaron. El cielo se rasgó. La tierra se partió. El planeta comenzó a inclinarse hacia el sudeste. (Cuenta la leyenda que esto fue lo que causó la inclinación axial de la Tierra, que los cuerpos celestes orbiten hacia el noroeste, que el paisaje de China sea más alto en las regiones occidentales, y que la mayoría de sus ríos fluyan hacia el sudeste).

¡Y llegó la poderosa mamá al rescate! Primero, Nü Wa fundió una aleación de cinco piedras de colores. Azul, rojo, amarillo, blanco y negro –este quinteto representaba la esencia de los Cinco Elementos de madera, fuego, tierra, metal y agua. Usando este mortero mágico, Nü Wa pasó nueve días remendando el cielo. Luego sacrificó las patas de una tortuga gigante para reemplazar los pilares del Cielo. Nü Wa viajó a lo largo y a lo ancho sofocando fuegos, inundaciones y demonios. Finalmente, restauró la paz. Y sus hijos pudieron volver a cantar y bailar.

El legado de Nü Wa

Nü Wa suele ser colocada entre los Tres Soberanos fundamentales de la Mitohistoria china. Es creadora y protectora. Ella formó el matrimonio entre el hombre y la mujer y así se convirtió en la patrona del matrimonio, la fertilidad y el nacimiento. Inventó antiguos instrumentos musicales como la flauta de calabaza hulusi, la flauta de bambú y la flauta de junco. Junto a su esposo Fuxi restauró el orden en el mundo y estableció la forma de vida de los seres humanos.

Le debemos mucho a la primera madre poderosa de China. Entonces, ¿cuál es la diosa de la Mitohistoria china que primero hay que conocer? Definitivamente, Nü Wa.

La antigua China era una tierra donde dioses y mortales convivían y crearon una cultura inspirada en lo divino. Y así ocurrió que la historia china más temprana y la mitología están estrechamente relacionadas. Nuestra nueva serie de “Mitohistorias” te presenta los personajes protagónicos de las maravillosas leyendas de China.