Erhu

El erhu tiene más de cuatro mil años de historia y es uno de los instrumentos chinos más importantes. Si bien solo tiene dos cuerdas, la cantidad de emociones que es capaz de transmitir es innumerable.

Aunque se lo suele llamar también como “violín chino”, es muy diferente del violín occidental. Ante todo, se lo toca de forma vertical, generalmente apoyado sobre la falda del músico. No tiene diapasón, por lo que los dedos del músico deben sostener y hacer vibrar las cuerdas presionando sobre las cuerdas mismas. El arco del erhu está enlazado a las dos cuerdas, y los pelos del arco se empujan hacia delante o hacia atrás para tocar cada cuerda. La música resuena desde la caja de madera, que actúa como un amplificador natural. El mayor desafío de este instrumento es la entonación, ya que diferentes posiciones o grados de presión pueden cambiar radicalmente el tono de sus cuerdas.

El erhu es increíblemente expresivo, capaz de imitar el sonido del canto de pájaros o el relinchar de caballos. Siendo un instrumento de un registro musical medio-alto, las melodías pueden ser delicadas o sonoras. En su registro bajo y medio, el erhu es especialmente conmovedor y melancólico; una cualidad especialmente adecuada para representar las emociones del pueblo chino y su gran desfile histórico.

Pipa
Dizi – Flauta china
El encantador erhu de Xiaochun Qi
Composición Oriente-Occidente